“Esta experiencia te cambia la vida, te abre el corazón a los demás.
Katmandú es un sitio donde no hay muchos voluntarios y tu ayuda siempre será bienvenida.”